OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Los mitos de la epilepsia, conoce más sobre esta enfermedad

Octubre 15, 2020 / Redacción / MONTERREY Conocer más sobre esta enfermedad nos hace más conscientes de lo que representa, y nos prepara para apoyar a quienes la padecen
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Pese a que la epilepsia es una enfermedad neurológica de las más comunes, existe una gran falta de información respecto a sus síntomas, tratamientos y consecuencias. Tan sólo en México se calcula que hay alrededor de 2 millones de personas con este padecimiento.

Ante la presencia de la discriminación que sufren quienes la padecen, la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) en conjunto con la Oficina Internacional para la Epilepsia (IBE), realizan trabajos constantes para brindar información más amplia, concientizar y crear un mundo donde la vida no esté limitada por esta enfermedad.

De manera generalizada existen algunas creencias sobre la epilepsia que es necesario erradicar para ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes la padecen. No es una enfermedad mental: En la antigüedad, se creía que, al ser un padecimiento generado en el cerebro, se podría catalogar como una enfermedad mental. 

Sin embargo, la epilepsia es una condición neurológica, es decir, afecta al sistema nervioso central y periférico, ya sea el cerebro, la médula espinal, los nervios craneales y periféricos, las raíces nerviosas, el sistema nervioso autónomo, la placa neuromuscular, y los músculos. En cambio, una enfermedad mental se refiere a una amplia gama de afecciones que afectan el estado de ánimo, el pensamiento y el comportamiento.

No forzosamente afecta el desarrollo cognitivo: La gente que vive con epilepsia no necesariamente tiene un daño cerebral o una alteración cognitiva. Un 80% de quienes la padecen, son personas con un desarrollo normal. No obstante, existe un porcentaje que podría presentar algún tipo de discapacidad en el aprendizaje, sobre todo en menores de edad.

Pon especial atención a:

No debes introducir objetos a la boca durante una crisis: 

Durante una convulsión, se creía que debía colocarse algún objeto en la boca de quién la sufría con el fin de evitar atragantarse con la lengua o morderla. El hecho de introducir cosas mientras sucede una convulsión, puede resultar contraproducente al ocasionar daños mucho más graves, tanto al paciente como a quien se encuentra con él. Lo adecuado es dejar que la convulsión suceda y vigilar que no se golpee con algún elemento del entorno, sobre todo cuidando la cabeza.

Es mentira que quien padece epilepsia no puede llevar una vida normal: La presencia de crisis convulsivas no afecta el desenvolvimiento del paciente con su entorno. La realidad es que el 70 por ciento de las personas con epilepsia pueden vivir sin convulsiones si se diagnostican y tratan adecuadamente.

Comentarios imagen
OpenA