icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Casa Rapel es la novedad en Chile

Enero 06, 2020 / Alejandro Acosta / MONTERREY Una vivienda de campo dividida en tres módulos es la novedad en Chile
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Por culpa de prejuicios lingüísticos y culturales el término "rural" rara vez está asociado con el lujo y la comodidad, pero sabemos bien que en el universo de la arquitectura los prejuicios y los paradigmas están hechos para derribarse. La firma Fantuzzi + Rodillo Arquitectos fue asignada a elaborar un proyecto junto al lago Rapel en la comuna de Las Cabras, Chile, para una familia que deseaba usar una casa rural para descansar en verano acompañados de amigos o visitas. Es decir, que la casa de campo debía no solo ser amplia, sino funcional, lujosa y desafiante.

Una de las primeras conclusiones a las que llegaron los arquitectos fue elaborar una distribución que sirviera como respiradero, ya que la zona se caracteriza por tener altas temperaturas durante el verano. Para ello se dieron a la tarea de diseñar una casa dividida en tres módulos con cubiertas amplias por encima de los techos que pudieran generar sombra, no solo a la casa sino a las áreas verdes con las que cuenta el imponente inmueble.
Los tres módulos comprenden un área, la más alta, que sirve como cochera de autos; bajando está el módulo en el que se encuentran las habitaciones y los espacios sociales de la casa con vistas al maravilloso lago. En un tercer módulo, ya a la orilla del agua, está un área social o de recreo y un espacio para guardar botes y la salida al muelle a manera de rampa justo sobre la orilla del agua. Las tres cubiertas de acero laminado de los módulos fueron prefabricados a la medida ahí mismo en la zona ocupando mano de obra local.

Los arquitectos acomodaron el espacio obedeciendo la vista hacia el lago ubicando hacia el oriente las habitaciones y las áreas sociales de la casa, y los espacios de servicio como cocina y baños al poniente, con vistas hacia la cordillera que rodea el espacio natural de la zona. Una piscina “coquetea” con las aguas del lago en el extremo más bajo del jardín, el cual contempla varios niveles otorgándole a la casa interesantes perspectivas desde distintos ángulos. La casa contiene dos áreas de habitaciones, hacia el norte colocaron un par de ellas para la familia, y al sur están ubicadas otras dos para las visitas. Esta distribución guarda muy bien el sentido de privacidad y descanso con el que fue pensada.

El material estrella de la vivienda es la madera que ayuda a conservar los muros frescos y gran parte de los espacios interiores están montados en un firme de concreto pulido que guarda también temperaturas agradables. Una de las prioridades fue elaborar una vivienda llena de luz, por lo que en algunas áreas prevalecen los ventanales y espacios sociales abiertos. La decoración es sobria y muy cómoda, ideal para olvidarse de todo y relajarse. 

Comentarios imagen
OpenA