icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

5 nutrientes esenciales para la edad adulta (y alimentos que los contienen)

Julio 27, 2020 / Emily Torres / MONTERREY La alimentación no debe descuidarse al entrar a la edad adulta; es fundamental procurar que la nutrición sea la más adecuada para prevenir déficits clínicos.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota El consumo de ciertos alimentos y medicamentos complementa el déficits de nutrientes esenciales.

A partir de los 50 comienzan los cambios hormonales que dificultan la absorción de vitaminas y minerales, por lo que es necesario adoptar una dieta rica en aquellos componentes que el organismo va necesitando. 

Las vitaminas y minerales son nutrientes esenciales que no pueden ser sintetizados por el organismo, por ello es tan importante ingerir un amplio abanico de alimentos.

La formación de tejidos, la protección del sistema inmunitario y el crecimiento adecuado son algunas de las funciones principales que los macro y micronutrientes ayudan al organismo a realizar. 

Sin embargo, durante la edad adulta es más difícil para el organismo absorber estos componentes, por ello es fundamental procurar que la nutrición sea la más adecuada para prevenir la aparición de los déficits clínicos. 

Calcio y vitamina D

Los productos lácteos son buenos para mantener un buen nivel de calcio; para obtener la vitamina D, algunos alimentos como el hígado de ternera, la yema de huevo y el atún son ricos en ese tipo de macronutriente. 

Vitamina B12

La vitamina B12 es uno de los nutrientes más necesarios, porque ayuda a no padecer enfermedades neurológicas, ya que interviene en la salud de las neuronas. Los alimentos ricos en este tipo de vitamina son los pescados, carnes, cereales y el huevo. 

Fibra

Sin importar la edad, la falta de fibra en el organismo puede resultar en problemas de estreñimiento, pero durante la vejez puede resultar difícil masticar las frutas y verduras de donde, por lo general, se obtendría este nutriente. El pan integral, por ejemplo, es un buen recurso para obtener la fibra, así como las lentejas, las nueces y la avena.

Vitamina A y  C

En cuanto a las vitaminas A y C, la interacción entre medicamentos y vitaminas puede aumentar la necesidad de estos dos macronutrientes que pueden encontrarse en alimentos, como las naranjas, el tomate, la lechuga, los huevos, la leche y las zanahorias. 



Comentarios imagen
OpenA