icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Luz artificial relacionada con trastornos sueño

Julio 09, 2020 / Fernando Velázquez / MONTERREY Un estudio recién publicado sugiere que la exposición a la luz artificial nocturna puede provocar trastornos del estado del ánimo.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota La luz artificial interrumpe el sueño

Los adolescentes que viven en áreas con un nivel alto de luz artificial durante la noche, tienden a dormir menos y sus probabilidades de desarrollar un trastorno del estado de ánimo, en comparación con los que viven en áreas con bajos niveles de luz nocturna; esto lo afirma una investigación publicada en la revista JAMA Psychiatry.

El sueño en peligro

Diana Pakasarian, investigadora en el Instituto Nacional de Salud Mental, encargada del estudio, señala que los hallazgos apuntan la importancia de considerar conjuntamente la exposición amplia a nivel ambiental e individual en la salud mental y la investigación del sueño.

Algunas variables que se suelen considerar para investigaciones previas fueron la luz artificial interior, los ritmos diarios y la salud mental; pero la luz artificial no había estado tan presente como factor.

El estudio a cargo de Pakasarian, examinó los datos de una muestra de 10,123 jóvenes de entre 13 y 18 años de edad, estadounidenses, representativa a nivel nacional y se incluían características a nivel individual y de vecindario, así como los resultados de salud mental y patrones de sueño.

Los adolescentes que vivían en zonas con altos niveles de luz artificial por la noche, tendían a registrar que se dormían más tarde y con menos horas de sueño entre semana.

Analizando esta información, en conjunto con otros datos, se encontró que en promedio, los adolescentes de las zonas con los niveles más altos de luz exterior se acostaban al rededor de 29 minutos más tarde y dormían 11 minutos menos, en contraste con los adolescentes de las zonas con los niveles más bajos.

Esta asociación es notable para los investigadores, pues las interrupciones del sueño y los ritmos circadianos es una característica bien documentada de algunos trastornos mentales, como el bipolar, por lo que se sugiere a la interrupción del sueño como un posible vínculo entre la exposición artificial a la luz de noche y la salud mental.

La exposición a la luz artificial provocaría una alteración en los ritmos diarios, como los patrones de sueño, convirtiéndolo en un posible factor estrenaste adicional para los adolescentes.

Comentarios imagen
OpenA