icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

¿Problemas para dormir y cansancio intenso? Podría ser el Síndrome de la Fatiga Crónica

Junio 30, 2020 / Redacción / MONTERREYEl insomnio, sueño superficial no reparador y somnolencia diurna es parte del trastorno del sueño que trae consigo el Síndrome de la Fatiga Crónica.
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

El confinamiento o un cambio drástico en nuestra rutina diaria puede traer un consigo afectaciones que impactan no solo a nivel físico, sino también neuropsicológico. El Síndrome de la Fatiga Crónica es un ejemplo claro donde convergen ambos estados. Si en los últimos seis meses se presentaron síntomas como el cansancio constante, la dificultad para conciliar el sueño y la pérdida de la memoria, entonces puede tratarse de esta enfermedad.

De acuerdo al Hospital Clínic de Barcelona, dedicado a la asistencia, la investigación y la docencia para el proceso y mejora de sus pacientes e identificar las causas de la enfermedad y su tratamiento, el Síndrome de la Fatiga Crónica es una enfermedad neurológica crónica (de más de 6 meses de duración) con repercusión sistémica (en todo el cuerpo) que afecta a la capacidad de actividad física, neurocognitiva (memoria inmediata y concentración) y alteración del estado de ánimo.

El insomnio, sueño superficial no reparador y somnolencia diurna es parte del trastorno del sueño que trae consigo el Síndrome de Fatiga Crónica, generando en el cuerpo una sensación de fatiga e intolerancia a la hora de realizar actividades físicas cotidianas, incluso dolor óseo y muscular generalizado.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dolor de cabeza
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Alta temperatura del cuerpo
  • Faringitis persistente
  • Ganglios inflamados
  • Sequedad de la piel y de las mucosas
  • Necesidad frecuente de ir a orinar
  • Alteraciones del ritmo intestinal
  • Inestabilidad motora y caídas frecuentes
  • Inestabilidad emocional
  • Disminución de la libido
  • Mayor sensibilidad a la exposición a factores ambientales físicos y químicos

Cabe destacar que dichos síntomas se asimilan a los de la gripe, por lo que no se descarta que pueda tratarse de ello. En tal caso, se recomienda acudir a un médico si la sensación es muy intensa y recibir de manera inmediata un tratamiento que prevenga mayores riesgos para la salud.

Tratamientos

Son pocas las investigaciones realizadas referentes a este padecimiento, sin embargo el Hospital Clínic de Barcelona recomienda un tratamiento farmacológico dirigido a tratar los síntomas y que debe ser combinado, individualizado y supervisado.

  • Para el dolor se precisa la combinación de tratamiento analgésico de primera línea (paracetamol o ibuprofeno) con otro medicamento de segunda línea (tramados o oxicodona).
  • Para tratar el insomnio que produce el síndrome, se recomiendan los reguladores del sueño como la melatonina, evitando el consumo de benzodiacepinas.
  • Solo si se presentan afectaciones en el estado de ánimo, y bajo la prescripción de un médico, se sugiere el uso de antidepresivos.
  • Las contracturas musculares pueden tratarse al utilizar el magnesio o ciclobenzaprina.  
  • Para la afectación neurocognitiva se propone el uso de ciclos de ácido fólico y vitamina B12 parenteral, con un grado bajo de efectividad.
Comentarios imagen
OpenA