icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

No dejes que el estrés rompa tus defensas, cuida tu estado emocional

Marzo 22, 2020 / Redacción / MONTERREYAnte la contingencia de salud que se vive, es vital reconocer cuando los ánimos están afectados, ya que puede abrir las puertas a otras enfermedades
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

El vínculo entre el sistema inmune y nervioso es compleja pero que se demuestra a través del estrés. Se trata de una reacción fisiológica que tiene el cuerpo frente a un desafío o demanda, nos prepara física y psicológicamente para enfrentarnos a un peligro o huir de él. En el caso de la contingencia por el COVID-19, puede convertirse en un factor negativo y que puede causar afectaciones en las defensas del organismo.

Ante una situación de estrés, el cuerpo reacciona con la liberación de hormonas y neurotransmisores para ajustarse a las demandas que el medio requiere. Entre todas las sustancias liberadas, la adrenalina y el cortisol son las más importantes.

La liberación de adrenalina, más relacionada con el estrés agudo, provoca un aumento de la frecuencia cardíaca y broncodilatación. El sistema simpático se dispara, provocando una movilización de todas las reservas energéticas a los músculos, aumento de la concentración o parada de las secreciones intestinales.

Esta situación trastorna la actividad del sistema inmune, lo que facilita la aparición de infecciones de orina, otitis, cuadros de gripe y en casos más graves, puede causar incluso problemas en la falta de coagulación en la sangre.

Para combatirlo, se recomienda optar por la meditación, una alimentación saludable o el ejercicio físico, los cuales se pueden practicar desde casa, ya que reducen los síntomas y disminuye el estado ansioso emocional.

¿Cómo afecta el estrés a la salud?

·Aumento en la presión arterial

·Incremento de ansiedad

o depresión

·Problemas de memoria

Surgen desórdenes en la piel

¿Cuáles son los síntomas del estrés?

·Dolores de cabeza sin explicación

·Molestias en los músculos

·Somnolencia o insomnio

·Cansancio excesivo

·Falta de apetito


Comentarios imagen
OpenA