icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

¿Berrinches fuera de control?

Julio 28, 2020 / Redacción / MONTERREY La energía emocional de la rabia a menudo arrasa, y por eso cuando un niño o niña se desborda y sienten que explotan, no pueden escuchar ni atender a razones
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

“Entender qué hay en el fondo de un berrinche y qué se remueve por dentro cuando los pequeños del hogar montan en cólera, es fundamental para que los padres puedan acompañar a sus hijos en esta compleja etapa con empatía y respeto”, afirma Míriam Tirado, especialista en maternidad, paternidad y crianza.

“En lugar de considerar las pataletas como ‘impertinencias’ y descargar en los niños su propia frustración y cansancio, los padres pueden aprender a hacer más llevaderas estas rabietas, a entenderlas y a sacarles el máximo provecho posible para aprender y crecer juntos”, señala la autora del libro Rabietas.

Después de un aprendizaje y mucha práctica,  que incluyen explorar nuestras proyecciones inconscientes y expectativas sobre nuestros hijos, “podemos ver las rabietas como una oportunidad de crecimiento y transformación compartidos, y no como un conflicto que nos distancia”, comparte Tirado.  

Las rabietas de los pequeños no son pequeñas. De hecho son uno de los temas que más preocupan a los padres, según la consultora de crianza consciente Míriam Tirado, cuyo blog (www.miriamtirado.com), seguido por miles de personas, así como su proceso como madre de dos hijas, han inspirado su libro más reciente, titulado precisamente Rabietas.

“La rabia es una emoción que genera una energía muy potente y explosiva, y que cuando se desborda se asemeja  a un volcán en erupción, que puede estallar enseguida o tras haberse ido calentando en su interior durante un tiempo”,  afirma Tirado.

¿Cómo afrontar una rabieta?  

*Acompaña: La única palabra ‘mágica’ podría ser acompañamiento, porque “lo que los padres tenemos que aprender a hacer es acompañar la emoción, la rabia, que se ha desbordado en nuestro hijo”, explica. 

*Mantente neutral: “Conseguir no ser reactivos ante las emociones de ellos es clave”, recalca.

*Empatiza: “Podemos empatizar (ponernos en los zapatos de la otra persona) sin removernos con lo que siente, comprenderla y conectar con ella, sin juzgarla y desde la neutralidad, porque tenemos consciencia de lo que le ocurre y necesita”, detalla Tirado.

Comentarios imagen
OpenA