icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Evita el dolor de cuello

Agosto 10, 2016 / Redacción / MONTERREY Actividades tan comunes como dormir, usar el celular, realizar una rutina de ejercicio de forma equivocada o incluso fumar son factores para desarrollar esta dolencia
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
Uno de los tantos efectos secundarios que conlleva tener un estilo de vida sedentario o un trabajo que implica estar sentado en un mismo sitio por un tiempo prolongado es el dolor de cuello. Este padecimiento, también conocido como cervicalgia, consiste en una sobrecarga que se presenta en las estructuras del cuello, como músculos, nervios, vértebras y discos entre los huesos.

Aunque las causas que pueden originar la dolencia son variadas, la más común es el exceso de trabajo, el estrés y los movimientos bruscos. En caso de no atenderse correctamente, se pueden sufrir complicaciones más severas o incluso, un dolor de cuello crónico. Por ello, es importante saber cuáles son las causas que pueden generar esta dolencia, la cual puede limitar las actividades de una persona.

Mala postura al dormir

Dormir por las noches es una necesidad para la salud física y mental, aunque los verdaderos beneficios sólo se pueden obtener al tener una buena posición al descansar y evitar así sufrir dolores al despertar. Al momento de acostarse, ya sea de lado o boca arriba, el cuello se debe alinear con la columna vertebral, ya que si la cabeza queda muy elevada al colocar una almohada extra se puede generar un fuerte dolor.

Pasar demasiado tiempo en la computadora

Usar la computadora por un tiempo prolongado se ha convertido en una de las principales causas de dolencia entre los trabajadores, ya que la mayoría de las personas se sienta de forma incorrecta. Para evitar estas complicaciones es necesario elevar el monitor a una altura que no implique doblar el cuello y tomar pequeños descansos a lo largo de la jornada laboral para realizar estiramientos.

Tabaquismo 

Aunque parezca que ambos conceptos no están relacionados, se ha comprobado que los fumadores presentan una mayor incidencia de dolores crónicos en el cuello, y esto se debe a que el tabaquismo contribuye a la deshidratación, lo que afecta a la degeneración de los discos de la espalda y la nuca. Por ello se pueden sufrir hernias de disco, tortícolis y la sensación de presión en la parte alta de la columna vertebral.

Mal uso de los teléfonos y tabletas

El aumento en el uso de los teléfonos inteligentes y las tabletas también ha tenido un impacto físico en los millones de usuarios de estos dispositivos alrededor del mundo. Esto se refleja en la acumulación de tensión cervical al bajar la cabeza y adoptar una postura incorrecta. Según estudios científicos, los aparatos se utilizan por lo menos cinco horas al día y se usan un total de 85 veces en el mismo plazo para interactuar.

Abdominales mal hechos

Aunque el ejercicio brinda un gran número de beneficios al organismo, también puede ser un factor de riesgo para las molestias en la columna vertebral y el cuello. Al momento de hacer abdominales, se debe tener en cuenta que la tensión se centra en la pared abdominal y no en las cervicales. Esto se logra al apoyar las manos en las orejas o cruzadas en el pecho, en lugar de colocarlas detrás de la nuca.  
Comentarios imagen
OpenA