icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

¿Estás tomando suficiente agua?

Septiembre 04, 2019 / Redacción / MONTERREY La deshidratación es un problema muy común que se manifiesta con diversos síntomas que pueden generar malestar, por lo que es necesario beber lo suficiente
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
COMENTARIOS 0

El agua es el elemento vital más importante para el ser humano, ya que se encarga de poner en marcha las funciones básicas del organismo. El cuerpo está compuesto por un 50 a 70 por ciento de agua, cantidad que varía en hombres y mujeres, ya que ellas tienen mayor tejido adiposo, el cual no requiere de tanta agua.

Es importante mencionar que no solo por el sudor se pierden líquidos, sino también a través de la digestión de los alimentos y su metabolización. Incluso al respirar se pierde hasta un 20 por ciento de agua. Cuando este líquido hace falta, el organismo comienza a mandar ciertas señales al cuerpo que ponen sobre aviso su deficiencia. A continuación se presentan algunos signos de alerta, tómalos en cuenta.

Piel seca

Cuando el cuerpo se encuentra deshidratado, la piel es uno de los principales órganos que reflejan este problema de una forma notoria. Su elasticidad se puede comprobar al pellizcar la frente entre las cejas o en el dorso de la mano entre el pulgar e índice. La piel debe regresar a su estado natural o en el peor de los casos podría quedarse en la misma posición; esto indicaría un cierto grado de deshidratación.

Dolor de cabeza y cuerpo

Estos malestares son muy comunes durante el proceso de deshidratación, ya que la sangre no está lo suficientemente diluida y transporta menor cantidad de oxígeno al cerebro, así como a otros órganos. Esto además, podría provocar somnolencia, cansancio y falta de concentración. También causa desgaste de articulaciones, las cuales impiden que los huesos se rocen unos con otros; y disminuye la masa muscular.

Aumento de apetito

El cerebro, que se encarga de mandar señales al cuerpo, toma la deshidratación como signo de hambre, ya que a través de los alimentos también se obtienen porciones de agua. Esto hace que aumente el apetito y las ganas de comer continuamente, lo que puede significar el consumo de alimentos poco nutritivos. No se debe olvidar que el agua se requiere para digerir los alimentos correctamente.

Estreñimiento

Cuando se pierde agua al sudar o comer, y no se repone, puede provocar problemas intestinales. Y esto ocurre porque los desechos generados por el cuerpo carecen de líquido y tiende a decrecer su volumen o endurecerse. También los jugos gástricos pueden llegar a dañar a los órganos internos por la falta de mucosa estomacal, los cuales quedan desprotegidos y en peligro de sufrir otros problemas.

Infección de orina

Los problemas en las vías urinarias surgen debido a la falta de ganas de ir al baño, ya que cuando se orina, se desechan las bacterias que están presentes en el organismo a través del tracto urinario. Incluso pudiera formar piedras en el riñón. Es por eso que entre mayor sea la frecuencia de vaciar la vejiga a lo largo del día, es más beneficioso para el cuerpo, lo que también se refleja en el color de la orina.

(Con información de Agencias)

Comentarios imagen
OpenA