icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Jesús 'Wama' Contreras: El suéter que habló

Julio 28, 2020 / César Vargas / MONTERREY El exportero Campeón de Rayados está orgulloso de que el Club de Futbol Monterrey utilizó, en su nueva playera alternativa, el diseño del suéter que vistió en la Vuelta de la Final del Torneo México 1986 ante Tampico-Madero... y que está extraviado
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Monterrey.- En tiempos donde el éxito se explica a través de los likes y del sonido de la caja registradora, de pronto el diseño de un suéter nos brinda un poco de alivio.

Acaso como señal de un lenguaje que jamás estará en desuso.

Como un rico aroma que nos regresa a la infancia, sin necesitar palabras, la presentación del uniforme alternativo de los Rayados nos lleva hasta un personaje y su historia épica: Jesús “Wama” Contreras.

“Qué orgullo que hayan tomado el diseño que usó el ‘Wama’ en 1986, porque fue un diseño personal”, dice el “Wama” al otro de lado de la pantalla por la aplicación Zoom.

Se trata de un playera alternativa azul marino y celeste, con rayas diagonales. La directiva albiazul no ha confirmado que el diseño se haya inspirado en el legendario suéter con el que el “Wama” defendió la portería rayada, en la Vuelta de Final del Torneo México 1986, ante el Tampico-Madero.

Pero de inmediato la afición se manifestó en redes sociales para comparar el diseño con el de aquel suéter del “Wama”.

En realidad nunca sabemos en qué momento estamos escribiendo una página para la posteridad.

“Teníamos problemas con Adidas, yo en lo personal como portero, porque sí me daba Adidas suéteres, pero no me gustaban para jugar, entonces una vez platicando con don Roberto (Hernández Junior), me dijo: ‘Yo te los fabrico’, le dije: ‘Fíjate que sí’ ”, recuerda.

“Lo dibujé (el diseño) en una hoja de máquina normal, nada más le puse el color azul, el negro, el color blanco, el color celeste, le dije: ‘Así, más o menos’ ”.

Él mismo diseñó tres suéteres, dos de ellos los usó durante el torneo, y curiosamente el diseño que se hizo legendario, sin razón alguna, lo dejó para después, por lo que lo estrenó en la Final.

El “Wama” vivía una época gloriosa. El 14 de diciembre de 1985 anotó un gol de portería a portería al Ángeles de Puebla en el Estadio Cuauhtémoc, y en la Final se erigió como héroe, jugando con las costillas fracturadas la parte final del partido.

“Ese día lo estrené y ese día se perdió”, aborda Contreras el enigma.

“Ya ves que fue la fractura de costillas, ya para terminar el partido, en eso el doctor Mauro Torres me puso un vendaje” agrega.

Enseguida narra el momento clave.

“Terminando el partido, saliendo de la portería, como que se me adelgazaron las piernas, me caí, me desmayé un poquito, me llevaron al vestidor, me checó el doctor Mauro, que en paz descanse, y de ahí, pues decidimos a que me llevaran al hospital”, dice.

“En ese transcurso del vestidor al hospital se extraviaron también los guantes y los tachones, y ya no supe, y por la euforia de haber sido Campeón se nos olvidaron las cosas”.

Un suéter de pronto nos lleva a una hallazgo: donde falten las palabras, puede existir el recuerdo de un playera o de una bella jugada para explicar tantas cosas.

Comentarios imagen
OpenA