OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

"Se va a c*gar muriendo el gordo": Polémicos audios de médico de Maradona minutos antes de su muerte

Febrero 02, 2021 / AP / MONTERREY El neurocirujano Leopoldo Luque, que está siendo investigado por presunto homicidio culposo, mantuvo una serie de conversaciones por WhatsApp mientras se dirigía al country San Andrés donde el ídolo perdió la vida
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

BUENOS AIRES, ARGENTINA.- La investigación sobre la muerte de Diego Maradona arrojó más sospechas sobre el accionar de los médicos que tenían a cargo el cuidado de su salud.

En una serie de audios y mensajes de texto intercambiados por la psiquiatra Agustina Cosachov y el neurocirujano Leopoldo Luque, los médicos que se habían puesto al frente del tratamiento por los múltiples problemas de salud que padecía el excapitán de la selección argentina, la primera reconoció que temía quedar comprometida por la medicación recetada.

“Yo tengo cag... (término soez que refiere a miedo) de que me quieran empomar (acusar) por los remedios”, expresó Cosachov.

El diálogo que consta en el expediente de la causa judicial para determinar si hubo mala praxis médica detrás de la muerte del mejor futbolista argentino de la historia, ocurrida el pasado 25 de noviembre, fue difundido este lunes por el portal de noticias Infobae y confirmado por el abogado de uno de los implicados.

“No te persigas con eso”, le respondió Luque a su colega. “Era un enfermo delicado”.

Hablando con otro de sus contactos justo antes del fallecimiento del exfutbolista, el médico afirma: "Parece que hizo un paro cardiorrespiratorio y se va a cagar muriendo el gordo. Ni idea qué hizo. Yo estoy yendo para allá, boludo".

Maradona, de 60 años, murió a causa de una insuficiencia cardíaca crónica que le provocó un edema agudo de pulmón. Padecía una miocardiopatía dilatada, secuela de la adicción a las drogas que lo aquejó durante su carrera profesional y años posteriores al retiro.

La autopsia descartó el consumo de sustancias prohibidas, pero dejó en evidencia que Maradona ingería gran cantidad de medicamentos para evitar recaídas y estabilizar su salud mental.

Una junta médica evaluará si la medicación era la aconsejable para un paciente con afección cardíaca.

“Los chats expuestos de esta manera es información parcial”, dijo Vadim Mischanchuk, abogado de la psiquiatra Cosachov. “La medicación que le venía recetando era la misma durante los seis meses en los que fue su psiquiatra tratante. El paciente estuvo en distintas instituciones tratantes y en ninguna hubo señal de alarma de que esa medicación no correspondía”.

El abogado enfatizó que “hubo apego al tratamiento. El objetivo era que no hubiera consumo de sustancias problemáticas. No se detectó (en la autopsia) el consumo de sustancias problemáticas”.

En otro pasaje de la conversación, el neurocirujano Luque aseveró que “todo se habló con la familia. Eso también nos tiene que dejar tranquilos porque no se tomaban decisiones sin que ellos intervengan. Todas las sugerencias de la familia se aceptaron”.

La reacción de Dalma Maradona

Tras salir a la luz el diálogo entre los especialistas que atendían a su padre, Dalma Maradona expresó en sus redes sociales que “acabo de escuchar los audios entre Luque y la psiquiatra y vomité. Lo único que le pido a Dios es que se haga justicia.”

Si bien el accionar de Cosachov y Luque está en la mira de los investigadores, la justicia todavía no formalizó cargos penales contra ambos médicos.

El código penal de Argentina establece penas de uno a cinco años de prisión por mala praxis médica.

Comentarios imagen
OpenA