OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Erick Castro, lleva a Tigres en la 'piel'

Febrero 03, 2021 / Juan Reyna / MONTERREY El aficionado felino de 31 años de edad y vecino de Escobedo, Nuevo León, tiene una colección de 160 camisetas originales de los auriazules, la más antigua es de la temporada 1978-1979
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Monterrey.- Para muchos pareciera un trozo de tela; para otros representa un pedazo de historia y un sentido de pertenencia hacia el club de sus amores.

En medio de la era más gloriosa e incomparable de Tigres, el coleccionista e hincha felino, Erick Castro, abraza la historia de ‘La U’ con un repertorio de camisetas de época.

Al mismo tiempo que el equipo auriazul comenzaba a levantar su década más preciada, en el 2011, el también habitante del municipio de Escobedo, Nuevo León, empezaba a darle forma a una colección de jerseys de la institución que hoy en día suma 160 piezas.

Amarillas, azules, doradas y blancas; de local, alternativas y de gala, con manga larga o corta, la colección de Erick guarda un extracto de los momentos épicos, hazañas y pasiones, pero también sinsabores, desde la temporada 1978-1979, campaña del que data el jersey más antiguo que posee.

“Me gusta coleccionar, abrazo la historia. Las camisetas de futbol de un equipo en particular representan la historia pura del club, tanto cosas buenas como cosas malas.

“Es por eso que me gusta eso, recordar de ciertas formas jugadores, Campeonatos, goleadas a favor o en contra con tan sólo tener una camiseta, ese es el punto que a mí me motiva”, aseguró a CRACK de El Horizonte el profesionista de 31 años de edad.

La colección contempla marcas como Hernández Jr., Fesago, Erima, Pepín, TigreSport, Umbro, Aba Sport, Atlética y, por supuesto, Adidas, empresa que ha maquilado los uniformes de Tigres en los últimos 14 años.

Los jerseys adquieren un gran valor porque son camisetas que fueron utilizadas por jugadores, inclusive cuando la industria del futbol comercializaba muy poco las indumentarias de los futbolistas, sobre todo de 1994 hacia atrás.

Por tal motivo, Erick destinó un espacio de su hogar para conservar un poco de la historia del equipo de la UANL, el cual se ha convertido en un ‘santuario’ de su pasión, que espera compartir con todos aquellos que comparten el ferviente sentimiento tigre como él.

“Tengo un sentido de pertenencia con eso y, a futuro, quisiera tener un museo personal en un espacio de mi casa donde pueda tener todas mis camisetas coleccionables a la vista y tener por ahí mi ‘cueva’ para poder estar viendo los juegos, principalmente es un objetivo personal donde pueda conservar estas camisetas históricas”, concluyó.

Comentarios imagen
OpenA