OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Abramovich vs Mansour: La otra final que vive la Champions League

Mayo 28, 2021 / Fernando Robles / MONTERREY Los propietarios del Chelsea y Manchester City engrosan la lista de los hombres más ricos del mundo.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Este sábado se vivirá una final de Champions League inédita, en la que dos equipos ingleses chocarán buscando alcanzar la gloria europea: Manchester City vs Chelsea.

Sin embargo, estos clubes no siempre fueron lo que hoy son: en un principio eran equipos irrelevantes en el fútbol del viejo continente, pero dos figuras emergieron para colocarlos en los primeros sitios a base de billetazos.

Abramovic: el magnate ruso

En 2003, Roman Arkadievich Abramovich se instaló en el fútbol inglés al comprar al modesto Chelsea, que si bien contaba con una base de fanáticos locales y uno que otro título, fue a raíz de la adquisición por parte del ruso cuando el club comenzó a competir verdaderamente.

Acompañado de  " The Special One", José Mourinho en la dirección técnica, Roman logró sentar las bases de una franquicia exitosa y ganadora.

Desde la inyección de capital ruso, el Chelsea ha levantado cinco Premier Leagues, cinco FA Cups, tres copas de liga, dos Community Shield, dos copas de Europa League, y la cereza del pastel: la Champions de 2012.

Dentro de las figuras más relevantes que llegaron a Stamford Bridge después de la compra del club, destacan Michael Ballack, Didier Drogba, Fernando Torres, Eden Hazard, Petr Cech, Kanté y las dos figuras más representativas en la historia de los blues, Frank Lampard y John Terry.

Pero, ¿de dónde sacó Abramovich todo ese dinero para invertir?

El magnate ruso viene desde abajo: apenas a los 18 meses de edad falleció su madre, y a los cuatro años su padre murió en un accidente.

Fue criado por su tío, que con limitaciones, se hizo cargo de él; sin embargo, Roman siempre tuvo ambición por lograr más, así que mientras estudiaba en la escuela técnica, comenzó su primer emprendimiento, vendiendo llantas y autopartes usadas.

Hizo su servicio militar obligatorio en la URSS, y mientras lo hacía, hizo negocios que no necesariamente eran de lo más legal: sacaba nafta de tanques, junto a algunos camioneros, y luego la revendía a militares.

A día de hoy, cómo hizo su primer millón sigue siendo un misterio, pero una de sus primeras empresas fue una compañía de juguetes de plástico, y luego, junto a Boris Berezovsky, empresario con conexiones en el gobierno ruso, se aventuró en el mundo de la explotación de gas y petróleo.

Con la caída de la URSS, Abramovich aprovechó que Rusia estaba privatizando todo, por lo que él y su socio se hicieron de Sibneft, petrolera que le ayudó a acumular una millonaria fortuna y que finalmente revendió en 2005.

Además, es amigo del primer ministro de su país, Vladimir Putin, y aprovechando sus contactos, siguió expandiendo su emporio petrolero, hasta que en 2003 compró al Chelsea por "apenas" 91 millones de dólares, y el resto es historia.

Mansour: el príncipe de Manchester

Mansoyr bin Zayed Al Nahyan decidió explorar en 2008 una industria desconocida para él: el fútbol.

Ese año compró, por 291 millones de dólares, al prácticamente anónimo "otro equipo de Manchester", el Manchester City.

Con la inyección del capital árabe, llegaron fichajes que jamás hubiera imaginado el más optimista aficionado sky blue: Carlos Tévez, Mario Balotelli, Yaya Touré, Samir Nasri, Kevin DeBruyne y las máximas leyendas del club, David Silva y Sergio Agüero.

Sin embargo, el mayor logro de Mansour, fue conseguir que uno de los directores técnicos más exitosos de la historia llegara a sumarte al proyecto: Pep Guardiola.

Con la llegada del nuevo dueño en 2008, el City ha levantado cinco Premier League, dos FA Cups, seis copas de liga y tres Community Shield; sin embargo, ha faltado el título continental.

El proyecto del Manchester City ha sido fácil de soportar financieramente, pues Mansour, contrastado con Abramovich, siempre ha contado con recursos prácticamente ilimitados desde su nacimiento.

Es un jeque de Emiratos Árabes Unidos, parte de la familia real de Abu Dhabi, que gobierna esa región de Medio Oriente desde hace cerca de cuatro siglos.

Desde 1997 ha ocupado cargos importantes dentro del gobierno de su nación, y fue su medio hermano, el jeque Khalifa bin Zayed Al Nahyan, presidente de EAU, quien le encomendó manejar las inversiones estatales en petróleo.

Además, es de los principales personajes del grupo Abu Dhabi Investment Authority, cuyo fondo para inversión asciende a poco más de 900 mil millones de dólares disponibles.

Manchester City fue apenas el primero de una serie de compras en la industria del fútbol, y a hoy día se ha formado el holding City Group, comprendido por varios clubes al rededor del mundo: Melbourne City (Australia), New York City FC (Estados Unidos), Yokohama F. Marinos (Japón), Montevideo City (Uruguay), Girona (España), Sichaun Jiuniu (China) y Mumbai City (India).

¿Logrará levantar su primer Champions en Manchester, o el Chelsea de Abramovic conseguirá la segunda orejona de su historia?

 

Con información de Olé.

Comentarios imagen
OpenA