icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Un abuelo apasionado... ¡por su familia y el deporte!

Septiembre 03, 2020 / Redacción / MONTERREYEs pieza clave en la trayectoria deportiva de sus nietos Emiliano y Eugenio Mirafuentes, que han trascendido en el ciclismo mexicano e internacional
icon_facebookicon_twittericon_linkedin
imagenNota Fotografía: Prensa del INDE

NUEVO LEÓN.- El deporte siempre ha estado ligado a su vida, ya que considera al ejercicio como un nutriente que fortalece el movimiento motriz y coadyuva a tener una vida más saludable. A sus 73 años, el profesor Ricardo Reséndez Pérez, Director de Cultura Física del INDE NL, es egresado de la carrera de Educación Física de la Primera Generación 1970-1974 del Centro de Estudios Universitarios.

En su niñez destacó en el atletismo, para luego en su juventud hacerlo en el beisbol de ligas pequeñas, tuvo participación en el futbol y softbol, disciplinas donde representó a las empresas donde trabajó, y a Nuevo León como seleccionado estatal en la disciplina de atletismo en los Juegos Obreros de aquella época.

Originario del Rancho "El Salitre" del municipio de Valparaíso del estado de Zacatecas, Reséndez Pérez, hijo de Concepción Pérez y Pedro Reséndez, externó que desde su infancia le gustó correr.

"Soy de rancho y desde niño andaba corriendo atrás de los becerritos, los potrillitos, las borregas y subiéndome a los árboles, viviendo un ambiente muy campirano. Ya aquí en Nuevo León, mi primer deporte fue el atletismo, en primaria fui seleccionado para un evento nacional en 75 metros planos, pero no acudí porque no tenía acta de nacimiento", recordó entre risas.

"Después corrí más carreras largas, pero también jugué el beisbol, futbol y softbol, donde representé a los equipos de Cristalería y posteriormente a Vitro Club, a la Escuela Industrial Álvaro Obregón, a Acción Católica de la Juventud Mexicana y al Pentatlón; siempre el deporte ha sido mi vida, me gustó mucho", destacó quien en la década de los 80 al 2000 fue Jefe de Deportes de Vitro Club y figuró también como Director de Deportes de los municipios de San Nicolás de los Garza, Monterrey, Guadalupe, San Pedro Garza García y del INJUDE.

Reséndez Pérez está casado con Idalia Esther Cantú Lira, matrimonio que procreó a tres hijas; Idalia, Claudia y Diana Laura, quienes están casadas con Carlos Mirafuentes, Gerardo Treviño e Iván García, respectivamente, que le han brindado la dicha de cinco nietos: Emiliano y Eugenio de 20 años de edad, Gerardo de 13 años, así como Mateo y Diego de nueve.

"Soy muy feliz, es la realización del sueño que un día me dijo mi mamá Conchita, que fue como una predicción. Yo tenía 17 años, entré a trabajar a Cristalería y el primer sueldo recuerdo que se lo traje y se lo entregué íntegro y me dice: ´Lo voy a guardar, y guarde usted dinero porque un día se va a casar, va a tener hijos, va a ser muy feliz con su esposa, con sus hijos y va a ser muy feliz con sus nietos´, y gracias a Dios estoy viviendo ese sueño", recalcó.

En su papel de "abuelo", el profesor Reséndez fue "pieza clave" en la carrera como ciclistas élite de sus nietos mayores, los cuates Mirafuentes, Emiliano y Eugenio, que han figurado a nivel nacional e internacional.

Desde pequeños les inculcó el amor por el deporte, y fue él quien los detenía en la bicicleta para que empezaran a rodar; los llevaba a Vitro Club, al Circuito de Fundidora, al Parque Niños Héroes, a Chipinque, y a pescar a la Presa "El Cuchillo", pero antes de dedicarse por completo al ciclismo, los cuates practicaron varios deportes como el beisbol, basquetbol, natación, futbol y tenis.

"Emiliano practicó el tenis con el profesor Fernando Ochoa en el Centro Tenístico del Parque Niños Héroes, y Eugenio le dio por rodar en la ciclopista en una bici que le quedaba grande, yo los acompañaba, Emiliano observó a su hermano y le dio también por rodar, y desde que comenzaron fueron Campeones, primero como integrantes del equipo Bike Zone y después con los entrenadores: Isaías Garza y los cubanos Nelson y Pedro Delgado", señaló el feliz abuelo.

Recordó que ambos representaron a San Pedro en la Olimpiada Nuevo León, donde siempre hacían el 1-2 en las pruebas de ruta, montaña y pista, al igual que como seleccionados de Nuevo León, donde fueron multimedallistas en todas las Olimpiadas Nacionales en las que participaron.

"Son muchachos muy sanos, muy responsables y dedicados, han llegado a lo máximo los dos representado a México, ambos enrolándose a equipos profesionales, destacaron en el ciclismo de Europa, particularmente en España y Francia, todo por su talento deportivo, por su responsabilidad y dedicación; son muy aguerridos, nos sentimos muy felices toda la familia por el desarrollo que han tenido como personas y como ciclistas", subrayó orgulloso Reséndez Pérez.

Para los cuates, su "abuelo Ricardo" es su inspiración, y un referente en su carrera como ciclistas de alto rendimiento.

"Es una inspiración para los dos, le debemos gran parte de lo que somos ahora, lo mucho o poco que tenemos ha sido gracias a él, y al deporte que nos ha forjado, y si no hubiese sido por nuestro abuelo nosotros no estuviéramos en ningún lado, él fue el punto de partida de todo este viaje tan largo que llevamos, entonces para nosotros es una pieza clave de nuestra vida literalmente que al final se ve reflejada en el deporte", resaltó Emiliano.

Comentarios imagen
OpenA